Pulse aquí para volver a la home de Danosa

IMPERMEABILIZACIÓN, AISLAMIENTO TÉRMICO Y ACÚSTICO

PARA EDIFICACIÓN Y OBRA CIVIL

 
 
 
 24-9-2015  
  Un buen aislamiento térmico puede reducir la factura energética en un 50%

¿Quién no ha sido alguna vez víctima de la típica ventana por la que se filtra el frío en invierno o las molestas humedades?. Problemas muy comunes y variados que tienen un desencadenante común: la falta de aislamiento adecuado. Aunque a priori pueda parecer un tema de escasa relevancia, lo cierto es que disfrutar de una vivienda bien aislada no sólo incide en el confort de nuestra vida más cotidiana, sino también en el bolsillo. Por ello, Danosa, especialista en soluciones integrales para la construcción sostenible, ofrece con la llegada del otoño una serie de consejos para sacar el máximo partido a la energía dentro del hogar.

Pon aislamiento en tu vida

En España, más de la mitad de los edificios no cuenta con la protección térmica adecuada y muchos se preguntarán ¿es un problema tan grave? Para conocer la respuesta basta con conocer unos datos. Por un lado, las viviendas españolas consumen alrededor de un 40% de la energía total del país a la par que importamos en torno al 80% de esta energía. Dicho de otro modo, la energía nos sale cara. Por ello, la falta de aislamiento de los edificios provoca que necesitemos consumir más energía de la necesaria, rascándonos el bolsillo más de la cuenta.

Ahorrarás más de lo que inviertes

Si hay algo tedioso en una casa son las obras. No sólo por la incomodidad que supone para el desarrollo normal de la vida, sino por el dinero a desembolsar. No obstante, como bien recoge el refranero popular “lo barato sale caro” y las dilataciones en el tiempo de las reformas en el hogar suelen terminar siendo un verdadero problema.

¡Ojo con la temperatura!

Normalmente, una temperatura confortable oscila entre los 19º y 21ºC, si bien es cierto que se trata de un asunto un tanto subjetivo, ya que el confort personal está revestido de connotaciones muy personales. Ahora bien, tanto si tu temperatura ideal son 21º como 15º está demostrado que por cada grado que se aumenta, el consumo de energía crece alrededor de un 7%. Un buen aislamiento evitará fugas de calor y, por tanto, tener que “jugar” menos con el termostato para sentirte cómodo en casa.

Ventilar sí, perder dinero no

Muchas personas encuentran muy placentera la hora de abrir las ventanas para permitir que se renueve el aire y que la casa respire. Pero ese placer puede convertirse en una pérdida de dinero. En circunstancias normales, una habitación apenas necesita 10 minutos para renovar el aire, pero una vez echamos el cierre, no tenemos la garantía de contar con una casa completamente hermética.